Top
 

Blog

GINSENG

De esta legendaria planta, idolatrada sobre todo en oriente, existen muchas especies aunque nuestra atención será dirigida sobre todo al Panax Ginseng C.A. Meyer (por el nombre del botánico ruso que la clasificó en el 1842). Este tipo de Ginseng cultivado en Corea y que tiene un característico color rojo, tiene mayores capacidades farmacológicas.

El ginseng maduro contiene las siguientes sustancias:

• ginsenosidos (saponinas),
• betasitosterina,
• ginsenina (acción débilmente simpaticomimética)
• panaxina (un aceite etéreo)
• ácido punicico (un ácido graso)
• las vitaminas A E K y todos las B,
• fructosa,
• maltosa,
• sacarosa,
• maltol,
• sodio,
• calcio,
• potasio,
• vanadio,
• silicio,
• germanio,
• magnesio,
• azufre,
• cobre,
• fósforo,
• aluminio,
• hierro,
• zinc,
• manganeso,
• cobalto,
• almidón,
• mucílago,
• tanino,
• aceites, resinas y sustancias hormona-simil.

La mayor parte de los estudiosos afirman que las capacidades terapéuticas de la planta derivan sobre todo de los ginsenoides, de las moléculas de carbohidratos combinadas con alcohol o fenol que, en todo caso, actúan en sinergia con las otras sustancias presentes.

Los efectos más importantes se tienen sobre el sistema nervioso central. El Ginseng reduce el tiempo de latencia de los reflejos nerviosos, agiliza la transmisión de los impulsos nerviosos y refuerza los reflejos condicionados. Pero los efectos ejercitados sobre un sujeto dependen esencialmente del estado inicial de su sistema nervioso; en efecto ha sido demostrado que el tubérculo tiene la extraordinaria capacidad, desconocida en todas las drogas y en los preparados farmacéuticos occidentales, de ser al mismo tiempo un sedante y un estimulante.

Para entender cómo lo hace, es necesario explicar que los ginsenoides, pueden ser clasificados en más de diez subclacificaciones, agrupables a su vez en dos clases principales: los primeros, llamados Rb, tienen actividad sedativa, mientras los segundos, denominados Rg, son estimulantes. En definitiva, el Ginseng se comporta como agente adaptógeno, que según el estado patológico del paciente, utiliza sus propiedades sedativas o estimulantes, reconduciendo a niveles óptimo las funciones del cuerpo (Petkov 1959,1961; Yeung Hin Wing 1989; Taddei 1979). Además aumenta la resistencia al calor, al frío, a las radiaciones y a las intoxicaciones varias; previene o elimina los daños provocados por el alcohol o por otras sustancias nocivas al hígado, (Brekhman y Dardymov, D.R. Hahn).

Por lo que parece el ginseng actúa disminuyendo la sensación de fatiga, incrementando la actividad psicomotora y la atención, favorece la recuperación de las capacidades físicas y mentales después de un esfuerzo.

Los investigadores Ganzit, Gribaudo y Wyss se propusieron valorar los efectos de la suministración de ginseng sobre los parámetros estándares de una prestación atlética de alta cualificación: máxima potencia aeróbica, máxima potencia y máxima capacidad anaeróbica, nivel de ácido láctico en la sangre. Los sujetos de las pruebas, procedentes de varias disciplinas deportivas, fueron sometidos a la prueba del cicloergómetro para valorar sus capacidades aeróbicas y en la cinta de correr para medir su máxima capacidad anaeróbica. La velocidad seleccionada fue de 12 km/hora y la inclinación del 20%. Todas las pruebas fueron realizadas en días diferentes, por la mañana, con condiciones de temperatura, humedad y presión controladas. Cada sujeto fue sometido a tres series de pruebas:

• después de suministrar placebo;
• sin suministro de ninguna sustancia;
• después del suministro de extracto puro de ginseng.

Los estudiosos consiguieron los siguientes resultados:

• los valores de la máxima potencia aeróbica no variaron;
• la máxima potencia anaeróbica y el índice de rendimiento mecánico resultaron incrementados respectivamente del 14% y del 26% en el grupo que tomó el ginseng, con respecto a las pruebas de los otros dos grupos.
• el ácido láctico en la sangre, relativo a la prueba sobre el ergómetro, resultó significativamente más bajo en el grupo que tomó el ginseng.

Los investigadores concluyeron que el aumento de la potencia anaeróbica y el índice de rendimiento mecánico fue debida a una mayor eficiencia neuro-muscular. El bodybuilding, deporte notoriamente anaeróbico, podría conseguir por lo tanto, indudables beneficios de esta planta, también porque ha sido probada, por investigadores acreditadas, su capacidad de incrementar notablemente, hasta el 14%, la producción de proteínas, reforzando mientras tanto, el revestimiento celular y aumentando la densidad del citoplasma.

Según el Doctor Robert Haas (“Come para vencer”, Sperling 1983) las dosis diarias de consumo para uso deportivo varian de uno a cinco gramos.

Share
1 Comment
  • fabian
    29 mayo, 2017 at 11:38

    Buen dia, en conclusion el ginseng funciona para la construccion de masa muscular y
    1. Y si soy ectomorfo?.
    2. Me gustaria que saques un articulo sobre la mucuna pruriens y los potenciadores de testosterona que funcionen.

    gracias.

Add Comment
Name*
Email*
Website

GH – Stack
YOHIMBINA