Top
 

Blog

AGUA : ¿ANTICATABOLICA y LIPOLITICA?

Llevamos toda la vida escuchando que debemos beber suficiente y en mayor cantidad los que hacemos deporte, pero hasta el momento, poco se ha hablado de su importancia desde un enfoque científico. De hecho el AGUA es el TERMOGENICO NATURAL por excelencia (y el más barato 😉 ), cuando es ingerida en grandes cantidades (aproximadamente 80 ml x kg de Masa Magra) .

Esto se debe a varios motivos entre los cuales está la regulación de la temperatura corporal: cuando ingerimos agua, al tener una temperatura infrerior a la del cuerpo, este tendrá que contrastar una cantidad de masa fria subiendo de algún grado la temperatura corporal. Posteriormente, aumentando la frecuencia de la micción, una masa de agua caliente saldrá del cuerpo y nuevamente este tendrá que encargarse de compensar la reducción de la temperatura, elevandola de nuevo.

En un estudio publicado en el 2003 aumentaron la ingesta de agua de los sujetos para comprobar el impacto sobre el metabolismo, con el fin de investigar el efecto de los cambios agudos de la osmolalidad extracelular en la proteína del cuerpo entero, la glucosa y el metabolismo de los lípidos in vivo.

Encontraron que los participantes perdían grasa y lo más sorprendente fué descubrir que catabolizaron menos proteína!

Los investigadores, dividieron los 10 sujetos de estudio en 3 grupos:

  1. Hiperosmolalidad;
  2. Hipo-osmolalidad;
  3. Iso-osmolalidad;

“Dicho en Cristiano”, los investigadores dieron una solución extremadamente salina a los participantes para crearles un estado de deshidratación temporal para que el agua pasara de un nivel intracelular a extracelular, después imitaron niveles de hidratación mediante la hormona antidiurética para reducir la eliminación a través de la orina y les pidieron beber ad libitum. Observaron que el glicerol aumenta mientras que las células adiposas segregan ácidos grasos para que el cuerpo pueda utilizarlo como energía, junto con una disminución de la sensibilidad a la insulina periférica. La tasa de oxidación de la leucina del cuerpo entero (pérdida irreversible de aminoácidos) disminuyó significativamente durante la hipo-osmolalidad:

Hypo = célula hidratada
Hiper = célula deshidratada
Iso = grupo de control

El hinchamiento de las células hipo-osmóticas contrarresta la proteolisis (degradación de proteinas) y la degradación del glicógeno en el hígado, mientras que la contracción hiperosmótica de las células promueve la descomposición de las proteínas, la glucólisis y la glicogenólisis.

Además, una ingesta abundante de agua tiene importantes efectos a nivel hormonal:

  • Influyendo en la actividad nerviosa simpática y la consecuente liberación de noradrenalina
  • Mejorando la metabolización de las grasas por parte del hígado, cuando los riñones son suficientemente llenos de agua y funcionan correctamente.
  • Aumenando el volumen hemático (conseguentemente al estado de hiperhidratación) y favoreciendo la liberación del PEPTIDO NATRIURETICO ATRIAL (ANP) y la inhibición de la angiotensina II, que permite a la grasa obstinada llevar en superficie los receptores B-Adrenergicos (que activan la oxidación de grasa), limitando los A-Adrenergicos (que bloquean la oxidación de grasa)

Teniendo en cuenta, todos estos conceptos deberíamos replantearnos que no es suficiente “COMER BIEN” y “HACER DEPORTE” para maximizar nuestros resultados en el gimnasio, sino también hidratarse correctamente ya que un adecuado aporte de agua:

  • Elimina toxinas y desechos corporales, al permitir un correcto trabajo de los riñones.
  • Hidrata, limpia y mantiene la elasticidad de la piel.
  • Estimula claramente el correcto funcionamiento metabólico.
  • Hidrata el cuerpo, evitando que los órganos, por tanto, se friccionen entre sí.
  • Es útil para regular el apetito y, por ende, para bajar de peso al brindar sensación de saciedad.
  • Evita el estreñimiento crónico.
  • Eleva las defensas naturales de nuestro organismo.
  • Previene infecciones.
  • Es capaz de lubricar las articulaciones, mejorando así la resistencia de los ligamentos y músculos.

La conclusión es que demasiado a menudo centramos toda nuestra atención en factores que influyen marginalmente en nuestra mejoría física (como suplementos deportivos o hierbas milagrosas), pero que lo básico y fundamental como BEBER MÁS, se nos pasa o se nos olvida…. pues aqui teneis algunos motivos de peso para empezar a considerar el AGUA como el 4º MACRONUTRIENTE FUNDAMENTAL!!

Share
1 Comment
Add Comment
Name*
Email*
Website