El Tuerto es el Rey… Las diferentes visiones del Culturismo Natural

Contenido del articulo

EN LA TIERRA DE LOS CIEGOS DEL CULTURISMO CULTURAL

Siempre que se habla de Culturismo Natural en la web me sorprende enormemente ver como cada uno tiene “su visión” personal de lo que significa la acepción “NATURAL”. 

Las excusas y las criticas siempre son las mismas:

  1. Siempre habrá quien hace trampa (dicen algunos encogiendo los hombros)
  2. Hay que respetar a todo el mundo (cada uno es responsable de sus acciones)
  3. No es “políticamente correcto” hablar públicamente sobre DOPING, ya que perjudica la imagen del deportista y de la federación (además hace perder patrocinio de los sponsor – lo más importante quizás.)
  4. Si da positivo por alguna sustancia, pues que no compita por un par de añitos y luego que vuelva o, sino que siempre puede buscar un buen colega que ejerza de médico que le dispense diagnóstico y receta por alguna enfermedad
  5. Si es un reconocido Ex-Consumidor, paciencia lo importante es que ya no consuma – y un largo etcétera…

¿EL CULTURISMO NATURAL ES CUESTIÓN DE ÉTICA?

El quid de la cuestión es que si un “Atleta” consume para uso personal (supongamos para lucir en la playa), obviamente será SU problema, porque a no ser que trafique con ello o utilice su imagen para vender de forma “fraudulenta” algún tipo de producto (Suplementos, Dietas, Libros, Revistas,  Entrenamientos Mágicos, etc.) no perjudica a nadie más que al mismo.

natural ejercicio levantar pesasPero en el momento en el cual ese “Atleta” decide COMPETIR en una federación que se apellida “NATURAL” las cosas cambian y mucho porque la responsabilidad de que ese “Atleta” compita y represente dicha entidad, recae sobre la entidad misma. Las federaciones que se enorgullecen de tal apodo, deben ser capaces de desarrollar herramientas CONTUNDENTES y SEVERAS para luchar contra este tipo de “Atletas” y limitarse a un simple TEST de ORINA está claro que no es la solución.

La falta de compromiso por parte de muchas federaciones es EVIDENTE cuando se permite la participación de atletas que consumieron en el pasado reciente, o que simplemente cortan sustancias para “por si acaso” poder pasar un control que muy raramente se realiza (o que se hacen 2 sobre 80 atletas).

En última instancia, con esta forma de actuar, el ÚNICO realmente perjudicado es el ATLETA NATURAL (el de verdad) que, año tras año, se encontrará en un contexto competitivo cada vez más repleto de supuestos “TALENTOS GENÉTICOS”.

Es una obvia y despiadada selección natural que sistemáticamente, año tras año,  echa a patadas de la Federación a los Atletas Realmente Naturales, para a continuación subir al podio los Ex-Consumidores de Esteroides, los tramposos más hipócritas y unos pocos talentos genéticos (los únicos merecedores del título).

EN LA TIERRA DE LOS CIEGOS, EL TUERTO ES REY

Una situación que es inconcebible que pueda ser tolerada y aceptada por atletas realmente Naturales que prefieren no hablar del tema con tal de poder volver a ponerse el tinte y subirse a la tarima…

¡¡ES HORA DE DESPERTAR!!

Se vuelve entonces necesario luchar de verdad para conseguir un contexto competitivo sano y consecuente con su política y con su apodo NATURAL.

natural ejercicio entrenamientoPara los que todavía creen que “Jesus murió de frío” y en “Los mundos de Yupi” os dejo una entrevista sin censura a un supuesto CULTURISTA que por obvias razones ha querido mantener su identidad oculta (por lo que lo llamaremos Hipócrita X). Asimismo quiero evidenciar que lo que vais a leer no es una práctica habitual en las federaciones natural (menos aún en las que se toman en serio el tema de los controles) pero desde luego SI es UNA REALIDAD que debe ser perseguida por los altos cargos de la Federaciones que se jactan de su apodo.

De no ser así pues es fácil, se quita la N de su sigla y problema resuelto.

Empecemos por tus datos personales:

Hipócrita X: Lo que tu digas, Nací en 1969, en Redondo Beach (California, EE.UU). Mi madre es abogada en un bufete de los Ángeles, y mi padre es un prestigioso cirujano plástico. Seguramente, has oído hablar de el.

Interesante, ¿cómo te educaron?

Hipócrita X: No me educaron ellos (mis padres). Participaron un poco, pero casi toda la vida me ha cuidado una niñera. Su marido, por entonces culturista de competición, venia a buscarla a casa. Yo admiraba sus enormes brazos, y a la avanzada edad de ocho años decidí entrenarme con pesos para parecerme a el.

Así, ¿fue él quien te enseñó los ejercicios del gimnasio y de las pesas?

Hipócrita X: Sí, era un buen tipo, siempre dispuesto a echar una mano, Aun seguimos unidos. Entrenamos juntos de vez en cuando, pero empieza a cumplir años y ya no nos vemos en el gimnasio con tanta frecuencia, a pesar de todo, el me enseñó todo lo que se del culturismo.

Me han dicho que a los 18 años ya utilizabas esteroides, pero asegurabas en todas las revistas que has sido natural toda la vida…

Hipócrita X: Era mi gancho publicitario. Era consciente de que aunque los usara en cantidades industriales, nunca llegaría ha ser Mr.Olympia, así que decidí hacerme pasar por natural. Cuando comente a algunos peces gordos de este deporte que utilizaba sustancias prohibidas, me respondieron que ya lo sabían. Me ordenaron que siguiera con la pantomima y mantuviera la boca cerrada.

¿De dónde sacabas las provisiones?, ¿Te las proporcionaba un traficante o te las pasabas tu mismo por la frontera?

Hipócrita X: Me introduje en ese mundo en el primer ciclo mediante el marido de mi niñera y, después, busqué contactos. Algunos no eran de fiar, vendían falsificaciones. Comprendí entonces que si quieres que las cosas se hagan bien, tienes que hacerlas tú mismo y empecé a cruzar la frontera dos veces al mes. Otro tipo y yo escondíamos la mercancía en calcetines, neveras portátiles, botellas de ron y todo lo que se presentase. Durante algún tiempo nos fue bien, pero al final nos descubrieron.

¿Por qué no hablas a los lectores de tu poca divulgada detención?

Hipócrita X: Había comprado esteroides por valor de un cuarto de millón de dólares [48.750.000Pts] a mi contacto europeo. Se trata de un filántropo europeo que viene a los Estados Unidos a vender esteroides a los culturistas y yo era su enlace principal en aquel momento. El caso es que lo detuvieron pasando el cargamento por la frontera y me delato ante el FBI. Me prepararon una trampa y yo caí de lleno.

Debido a mis antecedentes, me podían caer de 10 a 15 años, pero el abogado de mi padre me salvó por una formalidad. El FBI irrumpió en mi apartamento y encontró todo tipo de esteroides, pero entró antes de que el juez firmara la orden. Esa es la formalidad. Ahora estoy en libertad condicional por resistencia a la autoridad. Y me resistí créeme. Te juro que si vuelvo a ver a alguno de ellos vestido de paisano le voy a dar su merecido.

No me explico que superes los controles antidopaje.

Hipócrita X: Bueno, tengo mis recursos, No se que harán los demás, pero yo utilizo dos estrategias que me han dado resultado. La primera consiste en visitar a un médico amigo mío, especialista en medicina terapéutica. Me enchufa la limpiadora, una especie de maquina de diálisis, durante los dos días anteriores a una competición para eliminar los restos de fármacos de la sangre. Creo que funciona como un filtro.

Este médico utiliza este aparato con una gran diversidad de personas. He visto a policías, profesores he incluso a otros médicos llamar para purificarse la sangre. Es posible que consuman cocaína y marihuana y deban someterse a unos análisis para trabajar. Solo si que, al cabo de dos días tengo la sangre mas limpia que una patena.

¿Cuál es el otro método que utilizas para pasar los controles de orina?

Hipócrita X: El mismo que el grandullón de la película The Program. Introduzco un catéter desde la minga hasta la vejiga, extraigo la orina sucia e inyecto la limpia. Lo hago una hora antes del control y. De momento, funciona. Eso sí, duele. No es una buena idea si tienes que irte a la cama con una chica fitness o una admiradora tres horas después.

¿Qué me dices del detector de mentiras?

Hipócrita X: Por fortuna no lo empleaban en todas las competiciones, pero también guardo varios ases en la manga para esas ocasiones.

 ¿Cómo cuales?

HipócritaX: Hago lo siguiente, me tomo una dosis de efedrina antes del control. Ya sabes, para disparar el ritmo cardiaco y alterar la lectura. Después, me meto una chincheta en el zapato. En la entrevista, la piso sin inmutarme. El dolor es espantoso, pero hecha a perder los resultados de la prueba. Otros se pellizcan el trasero durante las preguntas o se untan un agente repulsivo en las axilas, aunque yo no soy muy amigo de ese método. Lo único que si es que he vencido a la maquina con lo que yo hago.

Vamos al grano. ¿Qué utilizas antes de una competición?.

Hipócrita X: Siempre utilizo lo mismo. Seis Anadrol y 15 Dianabol diarios para mantener tanto un nivel de andrógenos elevado como la plenitud muscular. También uso cada día 200mg. De Finabolan, porque en los análisis no se busca esta sustancia, y otros 200 de testosterona en suspensión. Si el tiempo que permanece en mi organismo.

Alrededor de una semana y media antes de la competición, dependiendo del tipo de control, elimino los preparados orales y el Finabolan y la testosterona. Después, cuando faltan dos días, lo dejo todo, voy al médico a purificarme la sangre, me bronceo y recojo el trofeo del vencedor. Desde luego, si veo que puedo seguir haciendo trampa para conseguir la victoria, la hago. En ese caso, continúo con los fármacos hasta el mismo día de la competición.

¿Cuentas con mas armas farmacológicas en tu arsenal?

Hipócrita X: Claro. Siempre utilizo GH: cuatro unidades internacionales dos veces al día durante las 12 semanas anteriores a un campeonato. No saben como identificarla, así que no corro riesgos en ese sentido. Lo único que no me gusta de la GH es que se me entumecen las manos.

Al margen de eso, a transformado mi físico por completo, sobre todo combinada con la insulina cuatro veces al día. Mi médico dice que ahora soy oficialmente diabético, porque mi páncreas ha dejado de funcionar, lo cual tampoco es malo, ya que así puedo obtener la insulina legalmente. Ah, casi se me olvida. También utilizo 40mg. Diarios de Lasix los dos o tres días antes de una competición.

¿No temes matarte con tantos fármacos?

Hipócrita X: En absoluto. Vive deprisa y muere joven. Así lo veo yo. Además, la Hormona del Crecimiento (GH) y la Insulina no matan. [Varios culturistas han estado a punto de fallecer como consecuencia del coma hipoglucémico producido por el uso imprudente de Insulina]. No, lo que más me asustó fue la combinación que usé en mi última competición. Siguiendo el consejo de un supuesto experto, añadí a lo mencionado antes una mezcla de IGF-1 y prostaglandinas.

Durante las tres semanas finales, me la inyecté cuatro veces al día en los grupos musculares menos desarrollados. Te juro que nunca había tenido mejor aspecto y me había encontrado tan mal.

Sufría calambres abdominales y me pase la mayor parte del tiempo en el retrete, pero también logré una definición increíble, y mis brazos, de tan solo 45 cm. llegaron a medir 52, lo cual no esta nada mal para un culturista natural, sobre todo si tenemos en cuenta que apenas llego al 1.80 de estatura. Tenía venas en los abdominales y todo eso. Aquella porquería elevó mi cuerpo a una cota inalcanzable, y los jueces me recompensaron con el titulo absoluto. En mi opinión, ha valido la pena.

¿Crees que tu éxito se debe en gran parte a la cantidad de fármacos que utilizas?

Hipócrita X: [Visiblemente agitado]. No, Idiota, mi éxito no se debe a los fármacos. Poseo una genética aceptable y entreno con más dureza que nadie que conozca. La mayoría no aguanta ni 5 minutos en el gimnasio conmigo.

He visto fotografías tuyas de hace algunos años, y si me preguntas, diría que no estabas en la fila cuando se repartieron las dotaciones genéticas.

Hipócrita X: [Empieza a levantarse para marcharse]. ¡No tengo porque aguantar esto!

[Riendo]. Tranquilo, tranquilo. Solo pretendía picarte un poco. Es evidente que posees una estructura estupenda.

Hipócrita X: [Vuelve a sentarse lentamente]. ¿Que mas quieres saber?

Debo hacerte una pregunta. Los fármacos cuestan mucho dinero y los culturistas naturales no reciben tanta atención por parte de la prensa. ¿Cómo puedes permitírtelos?

Hipócrita X: Bueno, no es ningún secreto que algunos culturistas ofrecen sus favores, pero son una minoría. Lo cierto es que yo he tenido la suerte de conocer a una ricachona a la que le gusta alardear ante sus amigas de acostarse con un tipo como yo, y no con un marido gordo como la mayoría de las mujeres. Mi padre es médico y me extiende recetas de todo lo que quiero; el Prozac es muy útil para los cambios de humor que causa la dieta, y la señora me lo paga todo. Ella me compró el Ferrari negro que hay ahí fuera. Es un regalo por ser bueno en la cama.

 ¿Dónde crees que estar dentro de 10 años?

Hipócrita X: Probablemente, muerto. [Suelta una sonora carcajada]. Con un poco de suerte, me pasara estando con dos o tres chicas fitness.

Bueno, creo que ya tenemos suficiente material. Gracias de nuevo por permitirnos conocer la vida tan sana de un culturista natural, ha sido interesante, sin duda.

Hipócrita X: De nada hombre. La publicidad siempre viene bien, sobre todo si es mala. Aquí lo tienes: una existencia bastante sórdida cuando se escarba la superficie. Yo por mi parte, tengo poco que añadir.

de Roberto Amorosi Hernandez

¿Te gustó el artículo? Compártelo
y difunde la verdadera cultura natural

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Roberto Amorosi

Roberto Amorosi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *