Top
 

Blog

Los Juegos del Hambre

de Mónica Pérez Gonzalo

Seamos sinceras, sabemos perfectamente que nuestros ritmos hormonales y fisiológicos se diferencian a los del hombre. Entonces, ¿por qué nos empeñamos en llevar unos hábitos y actitudes cotidianas similares a los que ellos tienen y hacen?

Desde los tiempos en que la vida consistía en sobrevivir, en un entorno nómada donde nada era predecible si no es que el sol iba a salir a la mañana siguiente, la mujer ha tenido un papel tan importante como el de cuidar y proteger a su prole aún a costa de su propia vida. Esta situación se reproduce de forma idéntica a día de hoy, en la que además de lo anterior, debemos de traer “el pan a casa”. Nuestra era, nos ha proporcionado unas comodidades inimaginables para el ser humano, pero también, nos ha desnaturalizado, distorsionando el fín de nuestra existencia… supervivencia y procreación. Vivimos en un estado de inmadurez emocional hasta bien entrados los años, creyendo que disfrutar de la vida, no es otra cosa, que consumir todo tipo de avances tecnológicos que, obviamete y astutamente, tienen su obsolescencia programada específica;

¡Así podemos seguir CONSUMIENDO más y más!

En todo este alboroto, la familia queda a responsabilidad de personas ajenas a nuestra moral y principios, fragmentando de manera absurda, los lazos entre todos los miembros.

La mujer de antaño dedicaba todo su empeño hacia el macho que la protegía y proveía de animales que cazaba. En las tribus de no más de 150 personas, todos son imprescindibles, se conocen y comparten cada uno de sus humildes haberes.

La revolución agrícola cambió todo, hasta la producción del número de ovulaciones femeninas.En un entorno natural, la hembra es fértil únicamente de manera estacional (No cronica), al igual que el resto de los animales, cuando abunda la comida y los azucares de la fruta. Estudios antropologicos han confirmado la aparicion de regla tardía, una menopausia anticipada y no más de 160 ovulaciones durante el transcurso de la vida fertil de mujeres de tribus de cazadores-recolectores, frente a las 450 de nuestras mujeres occidentales.

Es la consecuencia de tener abundancia de hidratos de carbono los 365 días del año…

 Un aporte cronico de alimentos de alta carga glucémica, como cereales y harinas, establece un estímulo insulínico constante para nuestro pancreas, lo que bloquea la oxidación de las grasas y favorece el aumento de los depositos de grasa así como la producción de AGEs. Es sabido, que en la producción de estrógenos y la maduración del ovocito interviene la Leptina: esta además de encontrarse en los adipocitos, se produce cuando se distienden las paredes del estómago (abundancia de comida). Por otro lado, la glucosa, a través de carbohidratos ingeridos con la comida, es fundamental para el desarrollo de Folículo y para restablecer la ovulación.

Entonces, quizás no sería tan descabellada la idea de realizar de manera periodica tanto un ayuno, como la minimización de la ingesta de azúcares, asi como un consumo abundante de alimentos proteicos, efectuados en ciclos intercalados que reproduciría nuestros ritmos alimenticios ancestrales, según el entorno estacional. ¿Podria esto provocar un “funcionamiento irregular” de nuestra ovulación, con respecto a lo que hoy en dia consideramos “normal”?

Lo “común” no es lo “normal”..

Me pregunto, un montón de veces, si todas las enfermedades modernas del sistema reproductor femenino son consecuencia de este cambio alimentario creado hace apenas 12.000 años: endometriosis, quistes ováricos, etc.

La cuestión principal, a parte por supuesto, de nuestra salud, es el por qué no conseguimos tener una forma corporal neutra. Con lo de neutra, me refiero, al hecho de que cada vez hay más casos de problemas de obesidad e incluso en chicas jóvenes, y digo más, en chicas flacas. Se ha creado un terrorismo entorno al consumo de carnes, indicando que no hay que ingerirla más de dos veces a la semana. Pero las evidencias de los hechos, estudios, y mi experiencia personal, apuntan que el problema reside principalmente en su bajo consumo. Las tendencias alimenticias modernas demuestran habitos erróneos de consumo de alimentos procesados y un nulo, o casi nulo de micro-macronutrientes provenientes de verduras, frutas, carnes y pescados frescos. Por no hablar, de las bebidas comercializadas, al que muchos son adictos, por no mencionar…

¡el escaso o nulo aporte de agua alcalina!

Basándonos en todo lo mencionado, podríamos determinar que la dieta debería ser completada con productos frescos, alejándonos de todos aquellos productos procesados que nos someten a un estado innatural de permanente fertilidad. Siguiendo los principios de la estación en la que nos encontramos, principalmente con productos de temporada. Ocasionalmente, podría ser muy beneficioso el programa DETOX-5, como depuración.

Para objetivos concretos como serían una puesta a punto para una competición, sesión fotográfica o simplemente, momento de exhibirse en la playa cabría planificar la interrelación de alimentos según tu actividad física. Estableciendo un aporte justamente acorde al tipo de metabolismo solicitado.

En ciertas ocasiones, he presenciado algunas desastrosas costumbres fundamentalmente en el ámbito del Culturismo, pudiendo observar un consumo desproporcionalmente excesivo, por parte de algunas chicas, en cuanto a la recarga de hidratos que se suele hacer después de un entreno con trabajo de hipertrófia o incluso, justo antes de aparecer en el escenario.

Algunos estudios demuestran nuestra eficacia en el consumo de lípidos en el trabajo aeróbico, por encima incluso de los hombres, pero sin embargo, nuestro metabolismo no requiere de la misma recarga de glucógeno, como en el caso de estos. Esto se debe tanto a la menor masa muscular como a la menor capacidad de agotar nuestras reservas con el entrenamiento.

Por lo que concluiré poniendo incapié, en el hecho, de que las mujeres necesitamos bajos niveles de hidratos de carbono, provenientes, en todo caso, de las verduras y algunas bayas de baja carga glucémica y bajo aporte de fructosa, como las fresas, arándanos, melón de piel de sapo, etc.

Añadiré un dato, del que no se suele tener en cuenta en este campo, y es que las verduras frescas en crudo, proporcionan un poderoso efecto adelgazante, además de contener inalterada su composición de fibras, antioxidantes, micronutrientes y minerales: un producto termogénico y antioxidante totalmente natural y de eficacia inigualable .

 El Aporte abundante de alimentos proteicos y micronutrientes…

…determinará un completo avance en el sustento de todo el sistema muscular y así proporcionarnos un aspecto de vitalidad y tonicidad del que ni siquiera se suele observar en chicas “deportistas”.

Además los alimentos Especie-Específicos como verduras, frutas, carnes, pescados, huevos, se caracterizan por un gran aporte de micronutrientes, aminoácidos esenciales, fibras y agua por lo que su aporte calórico es bajo mientras la densidad de nutrientes es muy alta. Esto nos permite comer abundantemente y sin embargo mantener el introito calórico bajo con respecto al volumen de alimento ingerido, permitiendo a su vez que se active ese mecanismo natural de autorregulación de hambre-saciedad que hoy en día se encuentra alterado por los alimentos procesados.

Por otro lado la característica clave de la gran mayoría de alimentos que hoy en día son la base de nuestra alimentación agrícola son que poseen pocos micronutrientes, pocos aminoácidos esenciales (a menudo tienen proteínas incompletas), escaso aporte de fibras (y cuando es mayor acarrea más antinutrientes) y contenido escaso o nulo de agua por lo que su aporte calórico es muy elevado y la densidad de nutrientes es baja (con excepción de los Carbohidratos que en muchos casos alcanzan un 80% del contenido total). Es evidente que entonces estos alimentos nos obligan a comer de forma restrictiva (de todo un poco) luchando para controlar el gran introito calórico que se obtiene con respecto al escaso volumen de comida ingerida. Asimismo el efecto sobre nuestro sistema Hambre-Saciedad se ve alterado tanto por la Hiperglucemia y consecuente Hipoglucemia reactiva, la respuesta hormonal (Insulina), así como por la falta de distensión de las paredes del estomago, fundamental para enviar la señal al cerebro que nos hará finalmente sentir saciadas durante horas (carne y pescado tienen el mayor efecto sobre la saciedad).

Balance adecuado de  nutrientes, distribuidos según el requerimiento energético individual

Sumando todos estos conceptos, queda aclarar, uno en especial. Se sabe que el metabolismo de la mujer funciona , en la mayoría de los casos, con más lentitud que el del hombre, por lo que se suele recomendar hacer deporte con mayor frecuencia y duración. Mi idea ante este tema, es bastante diferente; un aumento del tejido muscular, mediante ejercicios intensos con pesas, nos proporcionará un “motor endógeno” más eficiente capaz de metabolizar la energía con mayor eficiencia y mejores resultados. Por lo que, no por hacer más, es mejor, sino que cuando lo hacemos, debemos realizarlo en un nivel muy alto.

Muchos estudios sobre la eficacia de la actividad física y la dieta en el adelgazamiento a largo plazo corroboran la frustración de la que todas hemos sido víctimas en estas ultimas décadas. Ninguno de ellos, demuestra mayor relevancia en los grupos que realizaban dieta-ejercicio de bajo impacto (aeróbico),  con respecto a los que únicamente seguían una buena dieta.

Así que derrumbemos el mito de que las chicas debemos estar afiliadas a todas las actividades creadas para limpiar nuestra mala consciencia , camufladas de diversión.

Te animo a experimentar en ti misma, lo que yo y muchas más hemos conseguido a través de nuestros enfoques de entrenamiento y dieta, cuando las expectativas no nos daban grandes esperanzas, habiendo probado de todo, o casi todo… ¡¡Adéntrate en un nuevo estilo de vida!!

♥ Un saludo 100% Natural!

REFERENCIAS:

  1. The HESRE Capri Workshop Group NUTRITION AND REPRODUCTION IN WOMEN HumanReprUpdate vol 12, n°3: 193-207, 2006
  2. S.Fich RESEARCH PAPER. FEEDING AND ASSOCIATED BEHAVIOUR OF THE ADULT CABBAGE ROOT FLY ERIOISCHIA
  3. BRASSICAE (BCH.) (DIPT, ANTHOMYIIDAE) UNDER LABORATORY CONDITIONS National Vegetable Research Station, Wellesbourne, Warwick, England
  4. Y.J.Zhon et al GLUCOSE CAN REVERSE THE EFFECTS OF ACUTE FASTING ON MOUSE OVULATION AND OOCYTE MATURATION Reprod Fertil Dev. 2008;20(6):703-12
  5. P.S.Duggall EFFECTS OF LEPTIN ADMINISTRATION AND FEED RESTRICTION ON THECAL LEUCOCYTES IN THE PREOVULATORY RAT OVARY AND THE EFFECTS OF LEPTIN ON MEIOTIC MATURATION, GRANULOSA CELL PROLIFERATION, STEROID HORMONE AND PGE2 RELEASE IN CULTURED RAT OVARIAN FOLLICLES
  6. M.Arias-Alvarez INFLUENCE OF LEPTIN ON IN VITRO MATURATION AND STEROIDOGENIC SECRETION OF CUMULUS–OOCYTE COMPLEXES THROUGH JAK2/STAT3 AND MEK 1/2 PATHWAYS IN THE RABBIT MODEL
  7. M.Emery-Thompson, DIET AND REPRODUCTIVE FUNCTION IN WILD FEMALE CHIMPANZEES (PAN THROGLYTES SCHWEINFURTHII) AT KIBALE NATIONAL PARK, UGANDA Am Journ of Phys Anthrop135: 171-181, 2008
  8. M.L.Sutton–McDowall THE PIVOTAL ROLE OF GLUCOSE METABOLISM IN DETERMINING OOCYTE DEVELOPMENTAL COMPETENCE
  9. S.M.Roth et al MIOSTATYN GENE EXPRESSION IS REDUCED IN HUMAN WITH HEAVY-RESISTANCE STRENGHT TRAINING: A BRIEF COMMUNICATION Exper Biol and Med 2003, 228: 706-709
  10. F.M.Ivey et al EFFECTS OF AGE, GENDER AND MYOSTATIN GENOTYPE ON THE HYPERTROPHIC RESPONSE TO HEAVY RESISTANCE STRENGHT TRAINING Medical Sci Jorn of Geront 2003,vol 55A, n°11:M641-648
  11. B.Ltracey et al MUSCLE QUALITY. II. EFFECTS OF STRENGHT TRAINING IN 65-TO-75 –YR-OLD MEN AND WOMEN Jour of Appl Physiol 1999, Jan 86(1): 195-201
  12. D.A.Lewis et al PHYSIOLOGICAL DIFFERENCES BETWEEN GENDERS. IMPLICATIONS FOR SPORTS CONDITIONING Sport Med 1986 Sept-Oct; 3(5): 357-69

 

Share
2 Comments
  • Ivan Sirvent Rives
    16 mayo, 2014 at 14:28

    Grande Mónica!! Haber cuando caen en la cuenta que zumba y otras actividades no valen más que para pasar el rato.

  • MARIA
    9 junio, 2016 at 14:53

    MUY BUENO EL ARTICULO MÓNICA.

Add Comment
Name*
Email*
Website